viernes, junio 03, 2016

Venezuela, un gran campo de concentración.

Un argentino en el café Tortoni, es casi tan raro como un tigre blanco. A ese típico bar de Buenos Aires entran millones de turistas pero muy pocos nativos, exceptuando los mozos, que tal vez sean uruguayos o chilenos.
En ese sitio tan nuestro me reuní con un amigo de Venezuela, recién llegado y de quien no diré nada más salvo sus dichos, para preservar su identidad. La pregunta a responder era un video que me llegó de la gente agolpándose en la puerta de un supermercado venezolano para poder comprar algo, y no porque hay ofertas o regalen algo, sino solo para poder comprar antes que se acabe todo. Videos en internet son los mayores propagadores de mitos, cualquier gurú de segunda te muestra así las soluciones del universo. Pero esto no es fraude, no es fantasía.
-No es un mito. Es una realidad. Una realidad asquerosa.  Y no solo no hay alimentos, no hay medicinas. Lo he vivido. He llegado a hacer 4 o 5 horas de cola para poder comprar comida. Para entrar al establecimiento a comprar. Al principio eran largas colas, pero salías con tu compra,  luego implementaron el sistema de las huellas digitales y solo podías comprar una vez a la semana... ese producto en particular porque si volvías a comprar, al tomarte la huella el sistema decía cuanto y cuando habías comprado.-
Ante esto no pude más que hacer una observación sobre el Gran Hermano de 1984, o algún otro personaje nefasto de alguna distopía similar. No me refiero precisamente al programa de realitys que utiliza como nombre algo tan tétrico. El control de los cuerpos recordando a Foucault, lo entendemos aquí por quien controla el alimento controla a los cuerpos. 
-Luego las colas se hicieron mas largas y cada vez menos compra. Finalmente te venden un solo día a la semana, que te toca por el terminal de tu cédula de identidad. Yo he llegado a hacer 3 o 4 colas e irme sin siquiera llegar cerca de la puerta porque ya se había terminado todo. Mi cuñada fue a comprar y a los que estaban en la cola le tomaron la cédula y la metieron en una caja y sacaban cédulas y esos eran los que podían comprar,  aunque fuera el día que te tocaba y estuvieras desde hacia horas haciendo la cola. 
-O sea que fue más por una selección a dedo o por acomodo que por selección justa e imparcial.-dije más como aseveración que como pregunta.
-Aha. La mayoría de las colas se hacen al sol. Maltratados, humillados. Este país se convirtió en un gran y extenso campo de concentración.  Vivimos en condiciones infrahumanas. El 85 % del país no tiene agua corriente y al que le llega, le llega un barro maloliente. La principal represa del país, tiene 8 turbinas y solo le funcionan 2, con lo cual hemos llegado a estar hasta 18 horas sin luz. Allí, para que te hagas una idea, hay que caminar 4 o 5 panaderías para comprar pan y si lo consigues debes hacer cola. No hay pasta de dientes, no hay jabón de tocador, no hay toallas sanitarias para el periodo de la mujer, no hay pañales,  no hay harina de trigo, no hay harina de maíz, es más, no hay trigo, las semillas están muriendo por el calor porque no hay agua para los riegos. No hay medicinas, debíamos recorrer todas las farmacias posibles para... de una lista de 20 o 25 remedios que toma toda la familia, conseguir 2 o 3. La gente se esta muriendo y no se dice nada. Se mueren las personas con cáncer, con HIV, con enfermedades cardíacas,  no hay remedios para la presión. Y es porque el gobierno cada vez recorta y recorta mas, solo para tener más y más y gastan dólares en estupideces, tipo... ejercicios militares, ...tanques rusos y aviones chinos, en vez de dar los dólares para las materias primas, repuestos mecánicos, eléctricos y automotrices. No hay casi transporte público porque no hay repuestos, baterías, cauchos... el otro día me encontré con un amigo que hacía como 2 años que no veía, (previamente a su venida a la Argentina) y me impresionó muchísimo que me preguntara: “Y ustedes como están haciendo? Están comiendo?”-
Ante este hecho, un nudo se me hace en la garganta, necesitando un Alejandro Magno para cortarlo.
-En tu caso es como ser un exiliado.-
-Es muy doloroso. Los militares que deben cuidar las colas, cuando llega... la comida, la suben en sus vehículos y se la llevan... y la gente se queda ahí, humillada, enojada y con hambre. No hay leche para los niños,  no hay remedios para las alergias ni alimentación especial.-
-Eso no se ve en las noticias. Los medios masivos no cuentan estos hechos. Quizá por descreimiento o duda indiferente.-
Mi amigo menea la cabeza.
-Hace varios días, fue noticia una operación en un hospital publico iluminada por los teléfonos celulares... NO ES UN MITO, NO ES MANIPULACION MEDIATICA, Lo que si es, es una guerra económica,  pero del gobierno hacia el pueblo.-
Después de toda esta larga charla, no pude más que estremecerme. De dolor, de vergüenza ajena, de furia contenida. Como un país invade a otro para “liberarlo”, pero ante los casos como este país hermano de Sudamérica se hacen los desentendidos. Muchos creen que los argentinos nos salvamos de seguir ese camino, ahora que se fue el gobierno anterior. Se equivocan, el actual sigue tan leal a las corporaciones como Monsanto y otras similares como el anterior gobierno. Y si gente con ese poder te puede matar de hambre; seguimos el mismo destino. Si ahora el ejercito tiene más poder gracias a la derogación del decreto del presidente Alfonsín que limitaba su accionar; seguimos el mismo destino. 
-En Argentina, no la estamos pasando tan bien, pero en Venezuela es peor.-comento yo, sabiendo que su situación particular es exactamente esa. No está pasándola nada bien aun hoy, alguien que todavía no tiene la nacionalidad argentina ni el DNI hasta el mes próximo. Lo cual le impide conseguir trabajo o cubrir otras necesidades. Pero eso no se compara con lo acontecido en su país, explica claramente.
-La situación allá es tres veces más grave que acá.-finalizó mi amigo.
Al decirle que iba a transcribir nuestra entrevista, aclarando que para preservar su identidad sería en modo de entrevista indirecta, remató la charla:
-Solo no pongas mi nombre. Hasta en eso peligramos.-
Un nuevo escalofrío de mi parte, recordando como los militares venezolanos hacen y deshacen como quieren, acomodan a los suyos o les dan prioridad-exclusividad para conseguir los productos. Y el discurso de Maduro, o debería decir “Más duro de la cabeza”, es que la burguesía derechista ataca a su modelo y genera este desabastecimiento. Pero las preguntas que me surgen son: ¿Si ese es el caso, como es su Gobierno tan impotente de manejar esa situación con todo lo que han hecho y deshecho a gusto? ¿Porqué los militares son los que reparten a conveniencia y no con justicia los pocos bienes que llegan al pueblo? Estos hechos se asemejan a los de la Rusia comunista, donde una elite, tanto petrolera como militar, controlaba grandes masas de proletarios. La elite vivía excelente, aunque disimulando, mientras el pueblo se ajustaba. En Cuba, con bloqueo estadounidense y falta de suministros, se organizaban tan bien. Es el fracaso del sistema comunista que siguen creyendo que funcionará, con solo su enfoque materialista histórico y dejando de lado al ser humano. Gracias a la buena fortuna, siempre fracasarán, gracias a la rebelión de los pueblos.



miércoles, abril 27, 2016

Si tomás la pastilla roja...

Hace pocos días, me contaron esta historia de pícaros y malandras. En un momento en que lo más comentado es los cinco muertos en una fiesta rave por tomar una pastilla llamada, nefastamente, Superman. Una chica me contó que un tío, o quizás un mero conocido, hacía lo mismo que hacen los dealer en estas fiestas de música electrónica. Se acercaba a los jóvenes ya de por si empastillados y les vendía su mercancia. Esta susodicha, no era otra cosa que pastillas de almidón. Algo que funciona como placebo en la medicina, siendo nada más que un mero componente estructural de cualquier pastilla. Ni que decir, que efecto o consecuencias tenía ninguna, pero en el estado en que ya se encontraban, sentían que esa pastilla hacía más efecto. Un estafador que en realidad hace un bien al prójimo. Robandole el dinero, le está salvando quizás la vida. Aun cuando su intención, fuera solo embaucar a unos cuantos perejiles. No son del mismo accionar aquellos que vendieron la "Superman". Mientras una dirigente política asevera que es un tema complicado, como si eso pudiera excusarla de hacer algo, recuerdo las palabras: "Los criminales no son complicados." Porque el vendedor de drogas es un criminal, no el consumidor, pero esos mismos dirigentes se preocupan por no coartar las libertades de un adicto para dejar escapar a un vendedor asesino.

jueves, julio 31, 2014

Una buena química.

El equipo argentino recibido por sus familias.
Llegaron los cuatro campeones de las olimpiadas de química, realizadas en Vietnam. Los jóvenes de la delegación argentina, realizaron una olimpiada sin precedentes. En esta 46º entrega de las olimpiadas de química, de los cuatro que componen el equipo, todos trajeron un premio, tres medallas de bronce y una  de plata. Esta olimpiada se realizó del 20 al 29 del pasado mes, regresando al país en el último día de julio. Luego de treinta horas de vuelo desde Hanoi, con escalas en Tailandia, Arabia y Brasil, finalmente arribaron al aeropuerto internacional de Ezeiza.
75 paises de todos los continentes participaron de este certamen. El equipo lo conformaron tres alumnos del Nacional Buenos Aires: Iván Shlamovitz, Juan Manuel Pérez Bertoldi y María Clara Llamosas. Y el cuarto estudiante Alejo Tomás Perloc de la escuela técnica nº 27 Hipolito Yrigoyen. Los alumnos habían sido seleccionados en la olimpiada argentina realizada en Villa Giardino, tanto para este evento en Hanoi, como para la olimpiada iberoamericana de Montevideo, con fecha aun a confirmar.
El lugar del encuentro, el monumento al tango.
Fueron recibidos en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza por familiares y algunos periodistas, los pocos que nos interesamos por estos temas. Al salir de la aduana, lucían los clásicos sombreros vietnamitas, similares a los utilizados por los cosechadores de arroz. Estaban acompañados por los docentes que realizaron con ellos esta travesía, tanto si nos referimos al viaje, como a todo el esfuerzo puesto en la competencia. Los familiares orgullosos, se fundieron en abrazos y besos para los recién llegados, tanto padres como hermanos de los alumnos estuvieron allí.
A su regreso en Ezeiza, los chicos estaban exultantes, pese al agotador viaje. La felicidad los embargaba, no era para menos, ya que cada uno trajo un regalo para nuestro país. Y por sobre todas las cosas, sus numerosos y particulares esfuerzos dieron fruto en el equipo entero.

viernes, julio 11, 2014

"Hoy te convertís en héroe."

En el budismo tenemos un concepto, acuñado por Nichirén Daishonin, de ser como leones. No queda otra descripción para calificar la actitud de Mascherano en el partido contra Holanda de semifinales. Esa es la actitud de un león como el Buda lo expresaba. El rúgido se sintió y no dejó escapar cuanta pelota se le cruzó. El objetivo estaba puesto en la victoria. Y así como los budistas, en la hora final, expresó su aliento al compañero de lucha, diciendo una frase que es increible el paralelo que tiene con el budismo. "Hoy te convertís en héroe." 
El día que cualquier budista dude en como alentar a un compañero, recuerde esta frase y esta mírada. El día que, puede suceder, nos encontremos sin aliento y sin saber como transmitirlo a otros, recuerden ese momento. El mejor ejemplo, está en la vida cotidiana, en pequeños detalles, en momento cruciales. Los ojos de Mascherano sobre Romero expresan mucho más que lo dicho en palabras. Como se dice vulgarmente, una imagen vale más que mil palabras, pero yendo más allá. Una acción vale más que un millón de imagenes. Romero atajó y el equipo convirtió, la victoria fue para estos leones. Aunque esto no desmerece los esfuerzos del rival, estamos remarcando una actitud del más claro "rugido del león" como expresa el Daishonin. Nam-Miojo-Rengue-Kio es como el rugido de un león, dice Nichirén, hoy Argentina hizo demostración práctica. Esto no solo se refiere a un mero certamen deportivo, sino que demuestra que podemos en cada ámbito de la vida, algo que muchos argentinos todavía no entienden. Que podemos, si así lo creemos, sino estamos ya derrotados antes de empezar.
"Se dice que el rey león avanza tres pasos, luego se agazapa para saltar
y despliega la misma fuerza para capturar una pequeña hormiga
que para atacar a un feroz animal. Cuando Nichiren inscribió
este Gohonzon para proteger a Kyo'o, fue como un rey león.
A esto se refiere el sutra cuando menciona
'el poder [de los budas] que posee la ferocidad del león'
(NICHIREN: Los escritos de Nichiren Daishonin, Tokio, Soka Gakkai, 2008, pág. 433.)

sábado, abril 19, 2014

El cielo va a ser un lugar muy solitario.


Genocidas, asesinos, torturadores; pero gente que va a misa y comulga va a ir al cielo. Pero otra gente por cosas mucho menores no podrá ir allí. Es por esto que he resuelto no ir a lugar tan solitario. O mejor dicho, solitario de gente decente. Mejor solo que mal acompañado dice el dicho. El siguiente es un listado de la gente que pese a sus buenas o malas acciones ya tiene el cielo negado:
-Los que comen carne en semana santa.
-Los budistas.
-Los judios.
-Los musulmanes.
-Los ateos/as.
-Los gays.
-Las lesbianas.
-Los travestis.
-Los andróginos o indefinidos.
-Los asexuados.
-Los divorciados/as.
-Los infieles.
-Los Hare Krishna.
-Los shintoistas.
-Los que no comparten fotos de jebus en facebook.
-Los hijos bastardos o ilegitimos o "naturales".
-Los jainistas.
-Los que no ayunan jamás por el mero hecho de no desnutrirse en detrimento de su salud.
-Las mujeres que no guardan su virginidad hasta el casamiento.
-Las prostitutas.
-Los taxiboys.
-Los que se junten con uno o más referentes de los grupos mencionados anteriormente. Ups, si es por eso Jesús tampoco entraría en el cielo.
Sientanse libres de comentar y agregar los que les parezcan que también faltarían en el cielo.

miércoles, octubre 23, 2013

Cabandié o el invento del hombre del bicentenario.


Se ha dicho mucho sobre Juan Cabandié. Por esta razón es que amagó este ensayo para contar una experiencia propia. Algo que está fuera de toda discusión, ya que son mis ojos los que presenciaron lo que voy a relatar. Hace unos cuantos años ya, no más de cinco, trabajaba en un estudio de televisión independiente. En este en particular, se alquilaba el espacio por horas para que el cliente filmara su programa. Generalmente haciamos programas en cable o de la incipiente TV satelital. Uno de estos era el del entonces diputado Héctor Recalde.
La primera vez que vi a Cabandié fue en uno de esos programas que filmamos. Era tan solo un nieto recuperado, lejos estaba todavía la elección a legislador porteño. Era imposible no condolerse de su historia como contaba que su apropiador, un militar que lo menospreciaba y desmerecía, además de ocultarle la verdad, intentaba inclinarlo para la "derecha". Contaba como en la biblioteca de ese hombre estaba "el otro Nunca Más", entiendase la versión facha del informe de la Conadep. El mismo libro que circulan fragmentos por mail y presentaciones power point, santificando a los muertos por la guerrilla. O sea, algo como lo que el gobierno hace con los desaparecidos.
Es triste ver como Juan Cabandié pasó de ser ese joven con el que uno se identifica a un energumeno más en la patota peronista. Diciendo que se bancó la dictadura. ¿Si nació en 1978, que dictadura recuerda? ¿La recuerda o se la contaron? Yo si recuerdo la dictadura, nací un año antes, pero recuerdo sobre el final como eran las escuelas primarias en el 83. Porque Alfonsín no asumió hasta diciembre y las maestras eran más duras que el sargento más jodido del regimiento. En los centros educativos te trataban poco menos que igual que en un correccional. ¿Así que, Cabandié, fuiste a una escuela pública para juzgar el esquema completo? ¿Recordás la guerra? ¿Estuviste entre los asesinados? ¿Pasear por la ESMA no es conocer ese pasado? ¿No es indagar profundamente y someter a revisión lo que se cree y lo que se entiende? ¿De que juventud maravillosa hablan? ¿De la manipulada como juguete por Perón para poder volver a morirse en el poder? ¿De los violentos que quisieron ir en una dirección, cuando el pueblo iba en la contraria? Parece ser que no solo reescriben la historia, ahora también haber sufrido da derechos. Entonces, demosle a los oncológicos todo el poder, con esa metódica. ¿Cabandié sufrió? Ok, seguro que es probable. Pero... ¿Es el único? ¿Nadie más sufrió la dictadura? ¿Nadie más tiene familiares desaparecidos? ¿Nadie más tiene dramas o tragedias en su vida? Creo que peca de un alto egoismo quien se considera el único dólido en cualquier situación que engloba más personas.

domingo, octubre 13, 2013

Toquen cumbia que para algunos murió.

Las circunstancias donde uno debe realizar un trabajo encargado son engorrosas en la mayoría de los casos. Por inconveniencias personales, motivos aleatorios, etc. Si es para un trabajo de la facultad, como para taller 3-gráfica digamos, los inconvenientes surgirán sin falta. Es claro que llegando a la cima de la montaña, los vientos son cada vez más fuertes. Está modalidad de la vida funciona cuando llegando al día de un parcial te pasa de todo. ¿Pero como le llamamos a un inconveniente que es un cúmulo de mal entendidos, un poco de ego desatado y una indiferencia poco feliz?
El desafío fue entrevistar a un periodista que haya realizado un libro de investigación periodística. A mi me fue complicado conseguir el mío, y eso que tenía dos opciones por dos libros que ya tenía en mi poder y uno ya leído. Y tuve que sobrepasar la sobrecarga de trabajo de mi entrevistado, su afonía, diversos obstáculos que me ocurrieron. Ese era el desafío, no hacer la entrevista en si y preguntarle un montón de pavadas. Remar en contracorriente y sobre superficie de dulce de leche era el reto que se nos planteaba. Para otros compañeros míos no fue tan fácil, ya que su posible entrevistado les mando a un paseo laaargo, bastante largo. Cuando lo intentaron contactar por su libro “Si querés, quereme transa”, esto fue lo que respondió en su blog, negándose a responder mails de los alumnos de la UBA:
“¿Por qué santo motivo tantos profesores de periodismo de este bendito país consideran que sus alumnos aprenderán a hacer periodismo entrevistando periodistas? La calle está llena de historias muchachos, la calle, el barrio, el country donde viven sus alumnos, todo el puto mundo está repleto de historias por contar! No solo eso: los mandan a entrevistar colegas --si es que estos profesores son periodistas-- sin haberlos hecho leer los libros escritos por esos colegas, sin haber hecho archivo, sin preguntas, sin ideas. Finalmente, el saber popular: la culpa no es del chancho." Cristian Alarcón.
Aunque según este link, dio una charla para la gente de TEA, donde expresó cuestiones diferentes a la que nos ocupa:
http://www.teaydeportea.edu.ar/cristian-alarcon-uno-hace-periodismo-narrativo-por-el-afan-de-trascendencia/
Esto dice su biografía de Wikipedia: Cristian Alarcón Casanova (La Unión, Chile, 1970) es un periodista y escritor chileno, residente en Argentina. Ver mas.
¿Discriminación a los alumnos UBA? ¿Un escritor que se dedicó a escribir sobre los humildes, no desea ahora ayudar a los alumnos de la universidad pública? 
Estos trabajos de encargo, solo en el fondo para aprobar una materia. Además de los desafíos que se planteen para lograr la tarea, creo que la idea es que el alumno tome contacto y conozca a gente que tiene experiencia en lo que futuramente espera trabajar. Concluyendo, algo no cierra en todo esto sobre la respuesta del director de la revista Anfibia. Respondiendo a chicos de la Universidad de Buenos Aires que no lo hubieran conocido de no ser por esta bendita facultad de comunicación.